Pimientos rellenos

Encuentra tu receta de pimientos rellenos

Pimientos rellenos con bechamel

Los pimientos del piquillo rellenos son una especialidad española muy ingeniosa, pues se pueden rellenar de lo que quieras. En la receta de hoy, hemos hecho una salsa bechamel para mezclarla con atún y cebolla y usarlo como relleno.

Utilizando conservas, es muy fácil y rápido hacer este plato. Sólo lleva 15 minutos hacer la bechamel y rellenarlos. ¿Por qué funciona esta receta? Por la alta calidad de los ingredientes elegidos y porque no necesita apenas cocción para alcanzar un resultado delicioso.

Pimientos rellenos con bechamel

El relleno puede servir perfectamente para utilizarlo con pimientos normales asados en el horno (en vez del piquillo), o incluso para pasta (canelones o lasañas).

Esta receta funciona perfectamente como tapa o aperitivo si se pone cada pimiento encima de una rebana de pan rústico.

INGREDIENTES

  • 250 gramos de atún en aceite, muy bien escurrido
  • 1 chalota pequeña, picada
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • 1 tarro de pimientos del piquillo (12 en total), escurridos

Para hacer la bechamel:

  • 60 gr de harina
  • 60 gr de mantequilla
  • 950 ml de leche entera caliente (casi hirviendo)

INDICACIONES

  1. Para hacer la bechamel, ponemos la mantequilla en un cazo a fuego medio y dejamos que se derrita. Cuando esté chisporroteando, añadimos la harina, y lo removemos con un batidor de varillas manual. La harina tiene que freírse durante unos minutos, sino, sabrá a harina. No es necesario que se empiece a poner dorada, con un par de minutos es suficiente.
  2. Es el momento de verter la leche, poco a poco, mientras no paramos de remover para que no se formen grumos. Al principio, la bechamel estará muy líquida, así que tenemos que darla cocerse un poco más a fuego medio, hasta que espese ligeramente. Lo retiramos del fuego y dejamos que enfríe un poco. Añadimos sal.
  3. Escurrimos y desmenuzamos el atún y lo añadimos a la bechamel. Picamos finamente la cebolla y lo añadimos también, junto con el perejil. Removemos todo para que se integren.
  4. Escurrimos los pimientos del piquillo con cuidado de que no se rompan. Con ayuda de una cucharita, vamos rellenando los pimientos con la mezcla de bechamel, hasta el borde. Si es necesario, se puede poner un palillo en el extremo para que no se salga el relleno.
  5. Ponemos un poco de bechamel por encima y servimos el plato.

Notas

Es importante que todos los ingredientes sean de la máxima calidad, sobre todo el atún.